Departamento de Artes Escénicas

Reseña Histórica

En 1975 el maestro Buenaventura inicia en la Universidad talleres teóricos-prácticos, taller de historia del teatro y seminarios sobre dramaturgia de Bertold Brecht, abiertos a toda la comunidad universitaria (profesores, empleados y estudiantes) con el objetivo de ir configurando el modelo pedagógico a implementar en la Escuela de Teatro.

Estos talleres dictados por el Maestro Buenaventura y otros actores del TEC (Teatro Experimental de Cali) como Guillermo Piedrahita, Helios Fernández y Danilo Tenorio comprendían las siguientes asignaturas: Análisis del texto, Teoría del espectáculo, Taller de expresión corporal y Taller de actuación.

Con este nombramiento se consolidan las actividades teatrales que se veían desarrollando en la universidad, hasta el punto de viabilizar las gestiones necesarias para la creación de una escuela de teatro como espacio de docencia e investigación, ligado a un movimiento cultural nacional y al que hacer diario de la Universidad.

Durante este periodo 1975-1977 se realizaron tres montajes como el resultado del desarrollo de los talleres: El que dijo sí y el que dijo no. Adaptación del Maestro Buenaventura del autor Bertolt Brecht. La excepción y la regla de Bertold Brecht. Soldado raso del autor chicano Luís Valdez. El menú de Enrique Buenaventura (montaje inconcluso).

La actividad desarrollada en los talleres desembocó en la participación en festivales y actos especiales creando expectativa e interés en toda la comunidad universitaria, por lo que en 1977 el Departamento de Letras tras un estudio del trabajo artístico, literario y crítico teatral del Maestro Enrique Buenaventura solicita a la rectoría y al Consejo Directivo de la Universidad que le confiera el título de Doctor Honoris Causa en Letras. La Universidad le concedió esta distinción el 9 de Septiembre de 1977, y lo vinculó como profesor nombrado.

En 1978 el Departamento de Letras asigna a los profesores Carlos Vásquez y Enrique Buenaventura realizar el diseño de un proyecto de plan de estudios. El modelo pedagógico del proyecto se sustentó en tres ejes: La investigación, la experimentación y la producción. Pretendiendo establecer un espacio para la formación de los “hombres del teatro” capaces de dinamizar y fortalecer el movimiento teatral Colombiano. En 1978 el Departamento de Letras asigna a los profesores Carlos Vásquez y Enrique Buenaventura realizar el diseño de un proyecto de plan de estudios. El modelo pedagógico del proyecto se sustentó en tres ejes: La investigación, la experimentación y la producción. Pretendiendo establecer un espacio para la formación de los “hombres del teatro” capaces de dinamizar y fortalecer el movimiento teatral Colombiano. Este proyecto fue sometido de 1978 a 1980 a consideración de las distintas instancias universitarias, aprobándose sin ninguna modificación.

En 1980 el ICFES le otorga la licencia de funcionamiento dando inicio al Plan de Estudios de Teatro con carácter de Licenciatura. Al iniciarse el plan todos los docentes carecían de titulo a nivel superior universitario pues en Colombia no existía ninguna universidad que otorgara ese título.

En 1983 el Maestro Enrique Buenaventura se retira de la dirección de la escuela, se nombraron monitores para algunas áreas y se nombró una secretaria para la sección de teatro. En 1984 el ICFES le permitió el otorgamiento del título y en 1987 el ICFES aceptó el cambio de denominación de “Licenciado de Teatro” a la que actualmente se conoce como “Licenciado en Arte Dramático”. En 1990 el plan de estudios adopta el modelo de flexibilidad curricular, reglamentado por la universidad, dividiendo las materias en: obligatorias, electivas, profesionales, electivas libres. Todo esto con el fin de promover la interdisciplinariedad al interior de cada facultad.

Desde 1993 el programa introdujo nuevas concepciones con respecto a la formación del actor, importante gestión iniciada por el Profesor Mauricio Doménici, dirigido hacia el trabajo sobre el texto dramático y la construcción del personaje, así como también sobre las áreas de movimiento y voz. El programa se propone desde entonces la formación de un actor intérprete del texto dramático que posea una técnica que le permita transformarse en una diversidad de apariencias, poniendo de presente su versatilidad y su ductibilidad. Estas nuevas experiencias se producen a partir de un importante intercambio y acercamiento con la ASAB ( Academia Superior de Artes de Bogotá) Esta escuela de teatro había estructurado un método de formación en la que participó en su diseño el Maestro Alejandro González Puche, egresado con honores de la Academia Teatral Rusa de Moscú GITIS y la Maestra Ma Shengong, egresada igualmente de esta academia, y posteriormente vinculados en 1996 a la Universidad del valle, al Departamento de Artes Escénicas. Desde entonces la formación artística y pedagógica ha dinamizado nuevos procesos e implementado una dedicación de tiempo completo a la formación profesional del actor dramático, como principio fundamental para una poética  de la pedagogía teatral.

 

Enlace al sitio de Atención al Ciudadano de la Universidad del Valle